martes, 7 de noviembre de 2017

CARRERA HACIA ADENTRO

El otro día viajando en avión estuve hojeando una revista dónde un artículo con el título “Carrera hacia adentro” de Karim de Schwank, psicóloga clínica, me detuvo para su lectura. Me gusto la facilidad de expresión, y el contenido que me llevo a reflexionar. Así que me he tomado el maravilloso tiempo en transcribirlo para poderlo compartir y contribuir en el dar un poco más de luz en estos tiempos tan convulsos.


Carrera hacia adentro
La vida la vivimos muy deprisa. Los días se pasan, las semanas se terminan, los meses vuelan y los años se sienten cada vez que nos vemos al espejo. ¿cómo es que todo pasa tan rápido? ¿Cómo es que hemos llegado a perder conciencia de nuestra existencia? ¿Cómo es que hemos tenido que enfocarnos en la obtención de objetos materiales y se nos ha olvidado vivir? ¿Cómo es que llamamos éxito en la vida a los títulos, posiciones y posesiones? ¿y cuando morimos que? ¿Se pierde todo? ¿Es un fracaso? ¿Es la muerte ese ser aterrorizante del cual deseamos escapar? ¿O al que deseamos desafiar?

Todas estas son preguntas que quizá mucho nos hacemos, aunque no todos nos atrevemos a decirlo en recio. El sentido y el propósito de la vida es algo que se explora muy poco. Conversaciones en las que se invita a la muerte no son conversaciones muy atractivas para muchos. Generalmente el tema de la muerte es visto como un tema lúgubre, atemorizante y pesimista. Los seres humanos estamos en la desesperada búsqueda de la felicidad. Descansamos poco de esta carrera hacia lo que suponemos que nos dará la felicidad, pero no nos paramos a revisar si el camino hacia esa meta está siendo placentero. Muchos de nosotros perdemos la vida tratando de encontrar aquello que quizá ni siquiera existe.
Desde muy jóvenes, leemos dentro de nuestro contexto social y cultural aquellas demandas, expectativas y roles que se nos imponen. Esta imposición no es necesariamente explicita, ya que mucho lo aprendemos al leer entre líneas. No siempre se menciona específicamente lo que se espera de nosotros, a pesar de que con regularidad nos resulta evidente. Nuestras necesidades de dependencia generalmente se enfocan con mucho detenimiento en todo aquello que nuestros seres queridos esperan de nosotros con la finalidad de complacerlos y por ende recibir su aprobación. Su aprobación y aceptación son una necesidad humana básica, por lo que de forma inconsciente y desde una edad muy temprana, nos enfocamos en la complacencia hacia otros como nuestra meta más importante.
Complacer a nuestros padres resulta ser ese foco de felicidad. Recibir su aprobación y reconocimiento es nuestro alimento. De pequeños/as, en nuestro estado de vulnerabilidad, no podemos correr el riesgo de recibir su desaprobación. La desaprobación de nuestros padres se convierte muchas veces en la forma de trauma más frecuentes y más difíciles de erradicar. La aceptación de nuestros padres es el antídoto ante la baja autoestima y la depresión. Cuando nos sentimos amados y reconocidos podemos lograr interiorizar ese concepto de valía de nosotros/as mismos/as. De lo contrario, se nos hace muy difícil lograrlo. La carencia de aceptación de nuestros padres es el terreno fértil para la duda, la desvalorización y la vergüenza tóxica.
Vergüenza toxica es un término que se refiere a la sensación de que hay algo dentro de nosotros que es inherentemente malo o indeseable. Dado que es indeseable, intentamos erradicarlo, esconderlo o cambiarlo. La meta de la vergüenza toxica es convencernos de que ser la persona que somos no es adecuado, por lo que debemos convertirnos en esa persona que creemos que los demás desean que seamos. De esta manera, la meta es buscar el prototipo de persona que se considera el ejemplo para emularla. Es así, como se da inicio a la competencia, a los celos, a las luchas de poder y a los esfuerzos por intentar ser mejor que otros. Para poder sentirnos mejor y mitigar esa vergüenza toxica, típicamente intentamos buscar las debilidades de las otras personas y hacerlas evidentes, con la intención de hacernos sentir mejor con la creencia de nuestras propias debilidades. Es común observar a las mujeres viéndose unas a las otras de pies a cabeza, tomando nota de todos los detalles para encontrar algo desagradable que puedan criticar o bien para tomar nota e intentar verse igual de bellas que ellas. Sin embargo, la percepción de la belleza no siempre se expresa, más bien se considera como una meta más de competencia.
Lo triste resulta qué en el intento de emular a las demás personas, lo que verdaderamente estamos haciendo es desvalorizando nuestra propia identidad. Las comparaciones únicamente nos llevan a la crítica y a la condena. Lo más triste es que toda crítica y toda codea que hacemos a los demás, es nada más que el reflejo de la crítica y condena que estamos haciendo a nosotros/as mismos/as. En realidad, las comparaciones provienen de nuestro sentido quebrantado de aceptación personal. La carrera de nuestra vida se convierte en llegar al peso perfecto, a las medidas perfectas y a la figura perfecta, a la necesidad de tener posición, las posesiones y el estatus social.
Es importante aclarar que el cuidado de la figura y la presentación física, así como el deseo de progreso y satisfacción profesional no son aspectos negativos del ser humano. Al contrario, el cuidado personal y la cultivación de la persona son elementos trascendentales en la vida de significado del ser humano. Sin embargo, dado nuestro ingreso a la vida de forma inconsciente, es de formas inconscientes en las que damos inicio a la construcción de nuestra identidad basada en factores externos. Nuestra profunda dependencia nos obliga a ver más allá de nosotros/as mismos/as para la construcción de la idea de quien somos. Y el progreso de descubrir nuestra esencia resulta de ser el trabajo más especializado, delicado y difícil que existe.
Me gusta creer entonces que nuestro reto es poder ver más allá de nuestra carrera hacia el éxito en el mundo material. A pesar de que el prestigio, la fama y las posesiones materiales pueden ser la meta de algunos en el intento de alcanzar la felicidad, llega el día en que se realiza que nada de esto podrá ser capaz de otorgarnos la felicidad que tanto añoramos. La pregunta es entonces, ¿qué es lo que nos otorga la felicidad? Si nuestra carrera hacia la complacencia y hacia el prestigio y posición social no nos otorga la felicidad, ¿entonces es dónde radica esa posibilidad?
La educación se ha diseñado para ofrecer conocimientos sobre las cosas maravillosas de la evolución de la humanidad, la ciencia, la matemática y el lenguaje. Hemos estado, sin embargo, desprovistos de oportunidades para conocer sobre los aspectos sutiles de nuestro mundo interno. Poco sabemos acerca de nuestros miedos, inseguridades, frustraciones, preocupaciones, ansiedades, sueños, aspiraciones y creaciones. El mundo educativo ha olvidado prestar atención a los aspectos fundamentales sobre lo que es la cultivación del ser. la competencia, las comparaciones, las luchas de poder, las críticas, el “bullying”, los juicios, las condenas y las guerras, todas provienen de nuestro desesperado intento de alcanzar  un sentido de identidad, propósito y valor. No se nos enseña en ninguna parte sobre la importancia de nuestra autovaloración. No existen espacios en la vida en los que se pueda hablar libremente sobre nuestro dolor, nuestras pérdidas y nuestros miedos. Inclusive los grupos de apoyo de los 12 pasos, los cuales están basados en 12 tradiciones que prometen seguridad y confidencialidad, son quebrantados debido a la falta de conciencia que tenemos sobre la magnitud de nuestra vulnerabilidad y dejan de ser na opción para muchos.
Es fundamental por lo tanto que entendamos que la carrera hacia el éxito es la carrera que hacemos hacia adentro de nosotros mismos. Es éxito en la vida no radica en la complacencia en cuanto a convertirnos en lo que creemos que otros quieren de nosotros. El éxito radica en nuestra habilidad para expresar abiertamente la magnitud de lo que somos sin temor. Requiere de valentía para reconocer nuestro miedo al rechazo y poner voz a nuestra opinión y a nuestra versión del mundo. Nuestra vulnerabilidad más grande radica en el miedo al rechazo o al ridículo. Tenemos miedo de decir lo que pensamos por temor a no tener el visto bueno de los demás. Sin embargo, el sentido de expresión, de autonomía y de propósito de vida, las cuales son necesidades básicas de nuestra existencia, solo pueden alcanzarse al tener el valor de hablar con honestidad sobre nuestra postura personal.
Es importante aquí aclarar el concepto de honestidad. Muchas personas confunden honestidad con el permiso para ser crueles. Por honestidad debemos comprender que es tener la valentía de poner voz a lo que pensamos, así como a la manera en como interpretamos el mundo y como hemos encontrado significado. Esto no quiere decir que tengamos el derecho de tener opinión sobre el actuar o forma de ser de otra persona.
La felicidad verdadera radica en la libertad para ser, en sentir el gozo e expresar libremente quien somos. No se trata de expresar nuestra opinión sobre los demás, sino más bien de expresar abiertamente nuestros sesgos, nuestras formas de ver la vida, nuestros estilos de comunicación, la magnitud de como sentimos, la magia de nuestra carcajada y la LUZ de nuestro ser, sin los velos del miedo que nos limitan.




Cristina Mas

sábado, 5 de agosto de 2017

TRAS EL VELO



“De la célula al cuerpo, y al espacio proyectado por la conciencia del cuerpo, el Divino se inventa, se descubre y se expande. Así es como EXISTE.
De planeta en sol, y en galaxia y en cosmos, se dice que Él se siembra a Sí mismo al ritmo al que todo corazón late, al que toda alma empuja más allá sus horizontes y al que el Espíritu contempla su propio esplendor.
De la célula al cuerpo, y al espacio proyectado por la conciencia del cuerpo, el sagrado supera la ilusión del tiempo. Así es como AMA.
El Uno es múltiple en su expansión, pero el múltiple solo recita el Uno. Inspira lo que  Le es espirado y espira lo que Le es inspirado. Es Respiración. Es el acto de amar.
La multiplicación sagrada solo habla de la ley del Uno. La conjuga i así se realiza.
Innumerables son los proyectos del Divino pero única es su finalidad.”


Este texto del libro “Cómo Dios se hizo Dios” de Daniel Meurois es una bonita enseñanza de que en el cuerpo ya está esa divinidad tan buscada emanando desde el núcleo de la célula y expandiéndose hacia el Cosmos. Para mí es una bonita reflexión de como crecemos hacia esa humanidad realizada.
La primera vez que tuve este libro en las manos, ahora hace cuatro años, lo leí de un tirón. Mi mente no entendía muchas cosas pero en mi corazón había algo que me hacia seguir adelante sin parar. Un saber interior vibraba con la sencillez de sus palabras y la belleza de su enseñanza.
Tras cuatro años, hoy lo he vuelto a coger y al sumergirme en sus páginas me doy cuenta, que hay libros con vida propia. Qué en función de las experiencias vividas, y de nuestra conciencia, nos siguen transmitiendo cada vez con una comprensión mayor, no con la comprensión de la razón, sino con la del corazón.
Hoy con un mayor enraizamiento en el cuerpo, feliz de esta unión con uno mismo, me apetece compartir esta bonita reflexión.

Tras
el velo de lo que creemos ser es donde reside esa divinidad por re-encontrar. 
Años de búsqueda personal y de tentar a ciegas, de espejos y de ilusiones, de separación, derrotas y victorias…. hacen mella en la humanidad.
Cuando uno decide abandonarse, y es allí en el silencio y la oscuridad cuando un vislumbre de lo que es se desvela. Como un brote fresco, que de su semilla nace, sale hacia la luz….


Montse Domènech 

martes, 18 de julio de 2017

SALUD Y ENFERMEDAD


Todo el Universo está formado por una sustancia que, a lo largo de la historia, cada cultura ha nombrado de muchas maneras: el Absoluto, Ser Esencial, Dios, Alllah, Horus… En otras palabras, podemos decir que es un Uno manifestado en infinitas posibilidades y niveles.
La dinámica y la ordenación del Universo es matemática y su patrón se despliega con armonía, ritmo, evolución y auto-sustentación. El código de despliegue es fractal, por lo tanto se repite en todos los niveles o planos. Se da en todo lo que existe, en la naturaleza y también, lógicamente, en el desarrollo del ser humano. Su gran fluir, cuando no existen resistencias, conlleva la evolución de la Consciencia.

Este código fractal, como hemos dicho, se despliega en todos los niveles y planos del hombre. Cuando este despliegue está equilibrado en todos los cuerpos del Ser, hablamos de SALUD. Si se da alguna alteración en el patrón, entonces surge la ENFERMEDAD.


Repasando la historia de grandes terapeutas, vemos que ya hablaban de ello; Alice Bailey nos lo nombra como "fricciones" para reflejar las desarmonías, Alexander Lowen en su tratado de bioenergética, Wilhem Reich habla de " coraza muscular". Todos ellos nombran de diferentes maneras la manifestación del dejar de fluir, este dejar de desplegarse, que provoca un desafinamiento en nuestro ser que se manifiesta en nuestro cuerpo debido a que, el Universo, la Vida no puede expresarse a través nuestro.

Por tanto, sabemos que el Universo se despliega a Sí Mismo a través de un patrón armónico, matemático y éste se repite en diferentes escalas. Cuando esto tiene lugar sin obstáculos, todo fluye, todo evoluciona, todo es armonía, amor, salud, despliegue natural, vida. Pero cuando este patrón presenta algún freno o retención, crea una distorsión en algún plano o cuerpo del ser humano y lo lleva a la pérdida de su homeostasis, de su armónico fluir, y entonces surge la enfermedad.


Cristina Mas Monteys


LA TÉCNICA DEL TÜNEL CARPIANO


En una publicación anterior, citamos la GRABACIÓN como técnica descubierta y aplicada por José Antonio Pascuas Rodríguez, en método terapéutico Senda.
Recordemos que en este innovador método terapéutico se utilizan muchas herramientas para trabajar: manos, técnica de la grabación o túnel carpiano, reflejo miotático defensivo (AR), símbolos, puntos de acupuntura, relaciones articulares, reflexoterapias varias, la palabra…

La historia ha dado siempre mucha importancia a las manos, ya que en ellas existen 2 chacras menores en sus palmas, considerándose esencial para los sanadores. A través de ellas fluye la energía y la podemos amplificar a través de la utilización de mudras o ciertos circuitos energéticos. Así, como la movilización de ciertas llaves, cada dedo encierra un significado profundo. Pero de esto ya hablaremos más llanamente en el próximo artículo.

La técnica del túnel carpiano es la síntesis de grandes saberes que están inscritos en las sabidurías antiguas; Kabbalah, numerología, mitología, medicina tradicional china, así como osteopatía y neurología actual… Esto nos permite articular la parte inconsciente autónoma con la parte consciente voluntaria volitiva facilitando una integración en la consciencia.

Esta técnica es vital y de gran importancia, con ella se crean nuevas sinapsis y circuitos neuronales que concretizan y actualizan el mapa arquitectónico cerebral de autoimagen, unificando e integrando en la unidad los diferentes planos o cuerpos que lo constituyen (físico, energético, emocional, mental y espiritual). Con todo ello, se establece una integración de los tres cerebros para crear un puente entre cuerpo-alma - espíritu. Todos sabemos que una de las principales causas de enfermedad es la falta de coherencia entre pensamiento-sentimiento- acción y por la falta de expresión de la consciencia.
Por lo tanto con la técnica del túnel carpiano, tal como indica la palabra túnel, nos lleva de la oscuridad a la luz. El hecho de poder atravesar la penumbra, que no es más que el integrar la dualidad interna en la que nos movemos diariamente, nos liberara de nuestros males, dolencias, las limitaciones creenciales, inercias emocionales, que nos desequilibran en todos los planos derivándonos hacia el dolor, la insatisfacción, tristeza, rabia, enfermedad… para ir  hacia la comprensión, equilibrio, armonía, amor.
En mtsenda (método terapéutico senda) esta técnica es un pilar sólido y esencial que se utiliza con un protocolo determinado que permite un trabajo holístico-integrativo. Que se enriquece y complementa con la medicina china, la medicina ayurvédica, el eneagrama, homotoxicología, tradición maya… y la transición del ego al alma.

El terapeuta que facilita una sesión de mtsenda es importante que tenga integrados estos y más conceptos para la efectividad del trabajo que es una llamada al despertar.  



Esperanza Pola Galé



miércoles, 20 de mayo de 2015

REFLEXIONES sobre el libro "EL TAO DE LA FÍSICA"


En la vida leemos diversos  tipos de libros pero  siempre llega el día en que aparece  alguno que te deja una huella y  te hace pensar, reflexionar y replantear la visión sobre la Vida y el Universo. En mi caso uno de estos libros ha sido el “Tao de la Física” del autor….., Me gustaría compartir ciertos párrafos que me han llevado a la profundización interior.


Primero:    “Las interacciones de las partículas pueden ser interpretadas en términos de causa y efecto, solamente, cuando los diagramas espacio tiempo son leídos en una sola dirección. Ahora, si tomamos los esquemas cuatridimensionales, sin una dirección de tiempo definida, no hay ni ANTES ni DESPUÉS y por ello, no hay CASUALIDAD.
Así los místicos afirman que al trascender el tiempo, también trascienden el mundo de las causas y los efectos. Al igual que nuestros conceptos corrientes de espacio y tiempo, la CAUSALIDAD, es una idea limitada a una cierta experiencia del mundo (lineal, estructurado), y debe abandonarse cuando ampliamos la experiencia ordinaria del dia a dia.
El tiempo, el espacio y la causalidad, son como un cristal a través del cual se ve lo absoluto………en lo absoluto no hay tiempo, ni espacio, ni causalidad.
Las tradiciones orientales, muestran enseñanzas de cómo trascender la experiencia ordinaria del tiempo a sus seguidores, y así, liberarse de la cadena causa y efecto, es decir de la esclavitud del Karma.
En este punto el misticismo oriental y la física relativista, unifican criterios y nos liberan de la esclavitud del tiempo.”

Como vemos este párrafo me lleva a crearme varias preguntas: ¿sería una definición de sincronía? ¿Este sería el mundo de lo simbólico?, ¿entonces podemos trascender el Karma, aquí y ahora, basándonos en esta atemporalidad, donde ya no existe la causa y el efecto?


Segundo: “MASA DE UN CUERPO—la medición del peso, es la atracción que la gravedad ejerce sobre un cuerpo, también es la INERCIA de un objeto. (es decir su RESISTENCIA a la aceleración).  La energía contenida en una partícula es igual a su masa—la INERCIA no es una propiedad intrínseca en la materia, sino una medida de interacción con el resto del universo”.

En este segundo párrafo me inmersa  a una reflexión……Cuando hablamos de INERCIA, en nuestra praxis, ¿hablaríamos de la resistencia EGOICA (entendiéndose como “materia”), a fluir y a interaccionar con el resto del universo?
¿Podríamos llamar iluminación (ILUMINADO—ser que no se resiste al flujo de la vida, sino que continúa moviéndose con él), o tomas de conciencia entonces, a esos estados de no INERCIA, es decir de fluir y interaccionar con el resto del universo?
Según buda, todo nuestro sufri -miento en esta vida, surge al APEGARNOS, a las formas fijas, lineales, objetos, personas, en lugar de aceptar y fluir con este universo perfecto de interacciones.




En resumen, aquí invito a interactuar y compartir con el lector sobre que le ha movido y que le ha sugerido estos párrafos presentados. 


Emilio Moreno Bautista.

martes, 21 de abril de 2015

LA ESPIRITUALIDAD


Creo interesante hacer hincapié sobre el término espiritual o espiritualidad que se utiliza mucho en el nuevo paradigma emergente que hoy en día surge en nuestra sociedad. 


¿Qué es ser espiritual?, ¿qué es realmente la espiritualidad? Para ello hago referencia a la explicación y descripción  realizada por RIcard Montseny  en su libro “Integración cuerpo-mente desbloqueo psico-corporal  e  integración  personal “donde lo define y explica muy bien".

 Por desgracia, pocas personas comprenden qué es en realidad  < ser espiritual > y a menudo se confunde con lo religioso, se asocia a lo esotérico u oculto, se relaciona con el vegetarianismo, el yoga y la meditación, y si bien es verdad que estos aspectos de la vida son vías hacia la espiritualidad como muchas otras más, su posesión no indica forzosamente que la persona lleve una vida espiritual.

A nivel popular se suele creer que ser espiritual es meditar o hacer yoga, recluirse a un monasterio, ser vegetariano, negar la medicina oficial, entonar mantras o poseer <secretos iniciáticos> , vestir de una determinada manera, tener conocimiento esotéricos o metafísicos, ser muy religioso y devoto e ir a misa, considerar la materia, el cuerpo, el sexo, la comida o el dinero como cosas sucias a reprimir o pecados a suprimir, ser clarividente, médium o tener poderes psíquicos, huir de las responsabilidades de la vida cotidiana, negar los conocimientos, la mente y el intelecto, huir de lo objetivo, racional y material, pertenecer a una  órden  iniciática o escuela esotérica, seguir rituales y ceremonias, etc.

Es verdad que muchas veces una vida espiritual conlleva muchas veces el desarrollar ciertas capacidades que no tiene la mayoría, el alimentarse de otra manera, el adquirir mayor conocimiento, el practicar meditación etc., pero estas cosas no son necesariamente indicadores de que la persona sea espiritual. Entonces, que es realmente la espiritualidad?

En primer lugar, el desarrollo evolutivo consciente y la expansión voluntaria de la consciencia. En segundo, el sentimiento de unidad con todas las formas de vida, el respeto y la tolerancia hacia todos los seres, y a continuación una perspectiva universal de la vida y las cosas; entender el significado de la existencia en relación con los demás, con la naturaleza y con el universo; la comprensión de las causas que producen los efectos y , por último y sobre todo, la integración personal y la formación humana como personas, ¡ eso es en verdad ser espiritual ¡.

Esto quiere decir que los verdaderos indicadores en una persona que la señalan de ser realmente espiritual  es, ante todo, el grado de humanidad y de valores humanos que posee. La verdadera espiritualidad es aquella que se manifiesta y expresa en la vida diaria, en nuestro carácter, en nuestros valores humanos y en nuestros sentimiento de Unidad con todo lo que nos rodea. “




Cristina Mas Monteys

lunes, 24 de noviembre de 2014

A que llamamos HOLISMO ? .


Hoy en día solemos oír en los tratamientos de terapias alternativas la palabra" Holismo". Pero…., que significa el término holismo en  realidad? Que abarca? En qué consiste?Etimológicamente,  holismo viene del griego “Holos” que significa “Todo” y de “ismo”   substantivo de “sistema”.


En 1924 ya Smuts denomina Holos a un principio universal que crea los “todos”. Los todos son factores activos en y a través de la materia, la vida y la mente. Smuts concibe la evolución como una serie de todos que se elevan desde los electrones y átomos hasta los coloides, las plantas y animales, las, mentes y personalidades. El todo es mayor que sus partes, influye sobre éstas, que a su vez influyen sobre él y entre sí, e influyen además sobre su ambiente. Smuts ve en el universo “un impulso hacia la totalidad que se manifiesta en cada individuo en un poder de desarrollo, crecimiento y evolución que surge de su interior y que actúa en su propio ambiente partiendo de sí mismo”. Los todos más inferiores dan lugar a todos superiores a los que se incorporan. Cada todo es un laboratorio en el que el tiempo se transmuta en eternidad. Smuts considera insatisfactoria la psicología actual. Hay espacio, dice, para una nueva ciencia de la personalidad que, “como ciencia sintética de la naturaleza humana, formará la corona de todas las ciencias y, a su vez, se convertirá en la base de la nueva Ética, una nueva Metafísica”. Como método de aproximación a esta nueva ciencia propone un estudio comparado de biografías cuidadosamente documentadas que permitirá al hombre formular las leyes de la evolución personal “.

Y esto que significa? Explicado más sencillamente, José Antonio Pascuas lo menciona en su conferencia de Zaragoza. Significa que la realidad del ser humano es una TOTALIDAD dentro de un conjunto de otras totalidades de distintos niveles. Es una "célula" completa que lleva memorias de otros reinos (mineral, vegetal, animal), tiene su estructura  geométrica sagrada, y está formado por distintos cuerpos  (el anatomo-fisiológico, el etérico constituido por los chacras, nadis y meridianos, el emocional, el  mental y el espiritual), tiene información del ancestro tanto filogenético como morfogenético y epigenético. Todo este conjunto  está constantemente interrelacionado y vitalmente son inter- dependientes, es decir, ninguno puede prescindir del otro.   Cuando existe  armonía y buen funcionamiento en su inter-relación,  el individuo vive en lo que denominamos  Salud,  en cambio cuando hay alguna disarmonía causada por un exceso o defecto funcional de algún cuerpo, esto  afecta a todo el sistema y provoca  enfermedad.

Pongamos  un ejemplo: cuando un individuo habla sobre una dolencia, pongamos por caso el hígado, no podemos ver el hígado como un órgano anatómico-fisiológico independiente, sino como un conjunto  celular,  que tiene interrelaciones con la vesícula biliar, los riñones y resto de órganos. También se relaciona con el sistema mental (según la medicina china el hígado es el órgano del psiquismo),  está conectado con el tercer chacra y el tercer meridiano,  pertenece su función a una memoria de reino  que representa  una emoción y tiene conexión con un conjunto de creencias espirituales, tiene una tendencia ancestral familiar y colectiva….
Por tanto, en qué consiste una terapia holística...? Pues consiste en tratar al individuo desde su más amplia perspectiva,  integrando todos los aspectos  mencionados. Es decir,  cualquier síntoma                  (resfriado, dolor estomago, ansiedad…)  no solo se trata desde un punto de vista anatómico-fisiológico, sino que se libera la emoción que reprime al individuo, se analiza la creencia que le afecta, se  regula su centro energético y su meridiano y se equilibra su aspecto espiritual  de consciencia si este está distorsionado, vemos que inercia ancestral familiar está influyendo…….  Así pues, vemos que una enfermedad tiene muchos más aspectos asociados y es más compleja de lo que ortodoxamente se abarca y viene influida por muchos factores,  si  tratamos solamente  un  plano o aspecto vamos a tratarla de forma incompleta y tarde o temprano  la enfermedad acabará resurgiendo y alterando posiblemente, incluso, otro órgano o sistema.



Resumiendo,   terapia Holística , es aquella que tiene en cuenta la  integración de  todos los aspectos del ser humano y proyecta el  recuperar la armonía y  consciencia de su UNIDAD

Cristina Mas Monteys